Las relaciones internacionales del Ejército Nacional

en la historia y hacia el futuro

Por Dirección de Relaciones Internacionales del Ejército Nacional

Las relaciones internacionales dentro de la historia de la institución han sido parte de un esfuerzo continuo que demanda de toda la articulación y direccionamiento para afrontar los desafíos y nuevos retos relativos a la misión constitucional en la hoja de ruta trazada hacia el año 2030.

El Ejército Nacional de Colombia ha interrelacionado con actores internacionales desde su misma creación, esto considerando que desde el proceso independentista y de conformación recibió apoyo de diferentes países, tal es el caso de la Legión Británica, que con soldados de diferentes partes de Europa decidió apoyar la gesta emancipadora de las colonias en América.

 

Así, es importante mencionar la misión Suiza en 1924, que tuvo como propósito direccionar la Escuela Militar, la Dirección Técnica de la Escuela Superior de Guerra y la reorganización general del Ejército; posteriormente, la inclusión de las misiones alemanas y chilenas en 1932, las cuales brindaron asesoría en la estrategia militar empleada durante el conflicto colombo-peruano.

 

Por otra parte, la institución, como forma de contribuir a la paz internacional, participó durante el siglo XX en la guerra de Corea (1952)  y en la guerra de Suez (Operación Kadesh, 1956) , esta última derivó la decisión, postfirma del acuerdo Camp David (1979), de participar en la Fuerza Multinacional de Paz en la península del Sinaí (1982).

 

Ahora bien, en un contexto más reciente, el Ejército Nacional de Colombia ha participado desde hace 59 años en mecanismos de fomento de la confianza mutua internacional, que inicia de manera activa en la Conferencia de Ejércitos Americanos (1960), misma que da sucesión a otra serie de mecanismos bilaterales,  como la Conferencia Bilateral de Inteligencia con el Ejército de Chile, en 1976.

 

Inicialmente los mecanismos estuvieron centrados en temas de intercambio de información, con el fin de salvaguardar la seguridad regional y fronteriza. Sin embargo, los compromisos fueron cubriendo cada vez más áreas e involucraron temas como la capacitación, entrenamiento, doctrina, ciencia, tecnología y logística.

Tomando como punto de partida este crecimiento de la agenda internacional de la institución, fue necesario  crear alianzas estratégicas en torno a los intereses institucionales que pudieran ser alcanzados en el marco de las relaciones bilaterales, de ahí que, desde 1974 se haya establecido el Acuerdo entre el Gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno de la República de Colombia para la cooperación en materia militar, mediante el cual se han venido desarrollando de forma ininterrumpida acciones enfocadas al intercambio de capacidades y conocimientos sobre asuntos de interés común, dando origen también a la Reunión Bilateral de Estado Mayor entre Ejércitos, en la cual la doctrina, organización, mantenimiento, capacitación y entrenamiento, interoperabilidad y la infraestructura han servido como variables de cooperación.

 

Este mismo panorama se presenta con el Ejército chileno, el cual por medio del «Memorándum de entendimiento sobre cooperación en materia de Defensa entre el Ministerio de Defensa Nacional de la República de Colombia y el Ministerio de Defensa Nacional de la República de Chile», del año 2011, generó el marco de referencia para la cooperación, y, así, originar posteriormente al «Memorando de acuerdo marco de cooperación entre el Ejército Nacional de Colombia y el Ejército de Chile», cuyo fin principal fue motivar la realización de reuniones bilaterales de Estado Mayor enfocadas a la transferencia mutua de conocimientos en doctrina, entrenamiento y tecnologías.

 

Por otra parte, el Ejército Nacional ha desarrollado instrumentos de cooperación y alianzas estratégicas con Ejércitos de países como Brasil, España y Perú, con los cuales comparte respectivamente la Reunión de Estado Mayor, la Comisión Mixta y Reunión de Altos Mandos Militares, todos estos, canales dispuestos mutuamente para mantener flujos de interacción y apoyo recíproco en torno a los temas de seguridad y defensa internacionales.

 

Simultáneamente, es preciso indicar que la Fuerza actualmente participa activamente en 58 mecanismos internacionales desde el nivel político-estratégico hasta el nivel operacional, lo que demuestra cada vez más su compromiso por apoyar la Política Exterior Colombiana y continuar promoviendo las capacidades adquiridas a lo largo del tiempo como herramienta de apoyo para la comunidad internacional.

En consideración de lo anterior, a continuación se presentan las principales actividades que han tenido lugar en el año 2019, en el marco de las alianzas estratégicas internacionales del Ejército Nacional:

1. Reuniones bilaterales de Estado Mayor:

2. Desarrollo de la cooperación bilateral y multilateral:

3. Alumnos del Ejército Nacional capacitados en el exterior en el primer trimestre de 2019, en el marco de mecanismos bilaterales y multilaterales:

4. Actividades de reciprocidad internacional

5. Hombres desplegados en Misiones Internacionales.

Así mismo, el Ejército Nacional continúa con su empeño de apoyar a los esfuerzos internacionales dirigidos a mantener la paz y seguridad, motivo por el cual en el año 2019 fueron desplegados dos oficiales como observadores en dos misiones de paz de las Naciones Unidas, de la siguiente manera:

Durante el año 2016-2017

Durante el año 2017-2018

Durante el año 2018-2019

Desde el año 2013, con la suscripción del Acuerdo sobre Cooperación y Seguridad de la Información, Colombia ha buscado ampliar la cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), siendo el más reciente avance la aprobación del Centro Internacional de Desminado (Cides) como Centro de Educación y Entrenamiento de la Alianza (Ptec por sus siglas en inglés), proceso que inició en el año 2018 y con el que el Ejército Nacional de Colombia se posicionará como oferente de capacidades a nivel internacional.

 

Las relaciones internacionales dentro de la historia de la institución han sido parte de un esfuerzo continuo que demanda de toda la articulación y direccionamiento para afrontar los desafíos y nuevos retos relativos a la misión constitucional en la hoja de ruta trazada hacia el año 2030.

 

Como principal enfoque de esta visión de futuro, la Fuerza proyecta cuatro líneas estratégicas orientadas de la siguiente forma:

En primer lugar la educación desde un portafolio con perspectiva de oferta y demanda, que permita atraer y exportar capacidades operacionales.

 

En segundo lugar, la lucha contra el crimen organizado transnacional, como parte de la misión permanente que realiza el Ejército Nacional protegiendo la soberanía e integridad territorial.

 

Tercero el apoyo a la comunidad internacional, como parte del compromiso gubernamental en reciprocidad al acompañamiento y soporte brindado a Colombia durante el proceso de transición que ha venido desarrollando durante los últimos años.

 

Finalmente, la cuarta línea se enfoca en la proyección internacional desde la óptica del posicionamiento institucional en los escenarios estratégicos de interés para la Fuerza, de tal forma que exteriorice sus capacidades junto a Ejércitos del primer mundo, que posean tecnologías, experiencias y doctrina a la vanguardia de la situación actual.

1 Wallace, A. (2013).  Los soldados colombianos que combatieron en la Guerra de Corea. Extraído de: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/07/130724_america_latina_colombia_soldados_veteranos_guerra_corea_awn

2 Ejército Nacional de Colombia. (s. f.). Extraído de: https://www.ejercito.mil.co/?idcategoria=252466

3 Historia y evolución de la Conferencia de Ejército Americanos, extraído de: https://www.redcea.com/about/SitePages/History.aspx

4 El Memorando de Entendimiento es una relación estratégica de seguridad para promover la cooperación entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de los Estados Unidos de América, suscrito el 14 de marzo de 2007.