Editorial

Como comandante del Ejército Nacional, me permito expresar un afectuoso saludo de reconocimiento y gratitud a todos los colombianos, quienes a través de su respeto y confianza han hecho posible que el Ejército Nacional sea la institución más querida del país en los últimos 200 años de nuestra historia.

 

Ustedes son la inspiración de estos héroes bicentenarios, militares aguerridos, valientes, con principios y valores, que tienen en su ADN el respeto de los derechos humanos y el acatamiento por las normas que regulan el derecho internacional humanitario, aspectos que los han convertido en un verdadero ejemplo para la sociedad.

 

Que sea nuestro aniversario la más grande oportunidad para reconocer la labor sacrificada y entrega absoluta de nuestros soldados colombianos, hombres y mujeres que de forma desinteresada e inspirados en su vocación cada día entregan lo mejor de sí por la seguridad del país, el bienestar de cada uno de los ciudadanos, salvaguardar la soberanía y preservar la institucionalidad.

Quiero asimismo darles a conocer algunas actividades que hemos venido desarrollando en el marco de la celebración del bicentenario de la Campaña Libertadora y el aniversario del Ejército Nacional, entre las cuales se destaca la Ruta Libertadora, que salió desde Arauca el pasado 12 de junio, pasando por el Puente de Boyacá el 7 de agosto, para terminar cuatro días después en el Puente del Común, en Chía, Cundinamarca. También hemos realizado ceremonias en honor a nuestros héroes del ayer, hoy y siempre.

 

De la misma manera, la entrega de condecoraciones, demostraciones, participación en eventos culturales y entrevistas con invitados internacionales hacen parte de esta efeméride que en el presente año engalanará la historia de nuestra respetada y querida institución.

 

Por último, con el honor que me produce ocupar la más alta distinción para un soldado de la patria, reitero a todos ustedes que este Ejército siempre dedicará su trabajo, sacrificio y misionalidad a garantizar la seguridad y tranquilidad de todos los colombianos.